Mimo por el Garrahan: Historias de vida que emocionan

Una de las cosas que más disfrutamos es conocer gente nueva. Personas que con una frase, una historia, una foto nos cambia el día y la manera de vivir la vida.

Hoy queremos compartir con vos algunas de las historias que conocimos gracias a la Caminata “Mimo por el Garrahan”.

Los relatos son textuales de quienes los enviaron:

 

SOFI

Sofia nueva

“En Febrero de 2014, con tan solo 2 años y 10 meses, le detectan a Sofiun tumor en la cabecita.

Rápidamente programamos la operación. Por suerte salió todo bien, pero tuvimos que quedarnos unos días en terapia intensiva.

El oncólogo que se encargó del caso de Sofi nos dijo: “si el tumor es benigno, no hace falta que nos veamos otra vez, pero si es malo, tendremos que concretar una reunión”

Cuando llegaron los resultados, comprobamos que el tumor era Maligno. Así que tal como nos dijo el especialista, el 14 de abril -el día del cumpleaños de Sofi- nos volvimos a reunir.

La cita era en el Hospital Garrahan. Recuerdo ese día como el comienzo de un mundo nuevo, lleno de miedos.

Desde ahí y en adelante Sofi pasó por varios tratamientos y operaciones: quimioterapia, autotransplante de medula ósea, radioterapia, entre otros.

Luego de casi un año de pelear contra la enfermedad recibió el alta en Junio del 2015.

Desde entonces solamente le realizamos controles cada 3 meses.

El Garrahan fue su segundo hogar. Toda la gente que trabaja allí te acompaña dándote aliento y fuerza para seguir luchando.

¡Siempre voy a estar agradecida de por vida, ya que mi hija hoy goza de buena salud gracias a profesionales extraordinarios!”

 

BRUNO

Caminata

Hugo Mancuso, de Human Fotografía, llegó a la Caminata luego de contactarnos para cubrir el evento y obsequiarnos esas fotos. Con alegría y asombro nos regaló una historia de vida que descubrió esa mañana del Domingo 10 de Abril

“Retrataba a un grupo de señoras, que le pusieron su sonrisa a la caminata. También una pareja de chicos jóvenes con una beba de 5 meses, los tres con sus remeras. Grupos de chicas felices de participar y colaborar…. Todos con una sonrisa.

En una muchedumbre, estaba Bruno, junto a toda su familia. Eran catorce, todos con las remeras, todos con una sonrisa. Todos felices, todos saltando….

Bruno Partel, tiene siete años y es uno de los tantos chicos recuperados del hospital Garrahan. Brunito, le gano al cáncer de Tiroides y hoy festeja con mucho mas que una sonrisa. Festeja con el corazón.

“En octubre del 2014 fue internado y su estado era muy crítico”, comentaba su mamá Julieta.

El 7 de noviembre de ese mismo año fue operado. Las expectativas no eran las mejores, pero el amor de su familia, los grandes profesionales, los equipos de última tecnología que posee el hospital, y las ganas de vivir de Bruno, si eran las mejores. Tras 17 meses con traqueotomía, su evolución fue muy favorable.

Hoy Bruno, al igual que toda su familia, no sólo vino a dejar una sonrisa… dejó una enseñanza de vida.”

 

ANTONIO

“Muchos superhéroes llegan al mundo en forma de bebés, el mío se llama SUPERTONI. Vino al mundo el 27 de octubre del 2015.

En la semana 35 de gestación, los médicos le diagnosticaron hernia diafragmática congénita.

Nunca habíamos escuchado nada acerca de esto. Comencé a investigar de esta enfermedad en internet. Horas, días y semanas leyendo intentando entender.

Así fue como di con una nota de un matrimonio que llegó al Garrahan con la misma situación. Su hija nació y pudo vivir luego de un largo tratamiento. Al pie de la noticia firmaba la directora general de cirugía neonatal del hospital.

Inmediatamente le escribí explicándole mi situación. En menos de 8 horas mi mail fue respondido.

En él me daban un turno y me decían “te esperamos, nos queda poco tiempo, esto es urgente”. Ahí fue cuando todo comenzó: en menos de dos semanas llego Antonio, por cesárea programada en el quirófano neonatal del hospital Garrahan.

Nació con 3.500 kilos. Su estado fue muy delicado y tuvimos que operarlo a los 6 días de vida.Luego de un tratamiento muy largo y duro, Antonio tuvo el alta.

Al estar tanto tiempo viviendo dentro de un hospital me hizo ver muchas cosas y comprobar muchas otras.

Creo que mi hijo hoy está con nosotros principalmente porque él lo eligió.Decidió soportar todo lo que paso y quedarse con nosotros, pelearla día a día como Supertoni.

También por nuestra fe -que nunca perdimos- y en especial al hospital Garrahan. Sin ellos mi hijo solo no hubiese podido, ellos lo recibieron, lo cuidaron y protegieron siempre. Pelearon junto a él cada día.

El apoyo que brinda el hospital a los padres es un lujo: siempre respondiendo a nuestras preguntas, acompañándonos, dándonos contención y protección. No solo tiene la mejor capacidad profesional sino que lo mejor que tienen es la calidad humana.

Siempre estaremos agradecidos por todo lo que hacen por cada uno de los mini superhéroes! “ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande”

 

Si queres compartir tu historia con nosotros escribinos a blog@mimo.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s